Inundación Cripta de San Juan de Ortega

22 jun 2010

El pasado martes pudimos leer en Diario de Burgos el suceso que se produjo en la Cripta del Santo de San Juan de Ortega. La aparición de más de 15 centímetros de agua inundaba nuevamente, como ya pasó en el año 2005, la Cripta de la Iglesia. La culpa de la aparición del agua  la tiene la arqueta que en el mes de marzo se hundía en el exterior del complejo monacal y que a día de hoy no se ha arreglado. Esta arqueta queda encenegada de tierra y piedra y trae como consecuencia que el agua que se evacua del drenaje que dispone la Cripta y del colector del Refugio de Peregrinos no tenga salida y que todo el agua se conduzca a la Cripta. La última hora referente a este asunto es que después de ponerse nuevamente el pasado martes este hecho en conocimiento de Patrimonio, mañana martes una brigada de trabajo de la empresa CPA se dispondrá a limpiar y arreglar la arqueta que esta ocasionando en este momento el problema.

Desde la Junta Vecinal de San Juan de Ortega y desde el Ayuntamiento de Barrios de Colina al cual pertenece la localidad queremos realizar un matiz a un comentario que se produce a tenor de la inundación. Hay gente y medios que opinan que el hecho de la inundación de la Cripta no hace más que manifestar la urgencia en el arreglo del Monasterio. A nosotros nos parece que es necesaria la restauración del Monasterio pero que esta no va a terminar con un problema y que este no se está analizando ni teniendo en cuenta para la redacción del proyecto.

El pueblo de San Juan de Ortega cuenta con una red de agua y de saneamiento que se pone en funcionamiento en el año 1980 con el fin de dar servicios a un pueblo con una población media durante todo el año de 20 personas. Esta red se realiza de una forma modesta con el objetivo de dotar al pequeño pueblo de los servicios para poder contar con agua corriente. En los años 80, el Camino de Santiago no representaba aparentemente ningún problema, dado que el número de Peregrinos era casi nulo. Hoy 30 años después el pueblo de San Juan de Ortega cuenta con la misma población, pero a la vez también cuenta con un importante número de Peregrinos y turistas que nos visitan diariamente durante más de 6 meses. Estos Peregrinos y turistas que hacen uso de los servicios de agua y colector duchándose y haciendo sus necesidades vitales ponen en alerta las posibilidades que tiene el pueblo a la hora de ofrecer ciertos servicios.

Hoy en San Juan de Ortega es importante la recuperación y restauración del Monetario, pero si queremos darle un uso y potenciar el Complejo Monacal, tendremos que analizar factores como el suministro de agua para consumo humano y la evacuación de aguas residuales. Es necesaria la pronta y urgente puesta en marcha de una nueva depuradora de agua en el pueblo. La construida en los años 80 y para 20 habitantes se hace obsoleta para replantear el futuro de un pueblo que intenta crecer y que se ve en la obligación de ofrecer al turismo y a los Peregrinos servicios vitales. Más adelante y cuando sepamos finalmente el uso del Monasterio se tendrá que analizar la posibilidad de actualizar la actual red de agua potable.

Por todo esto queremos instar a todas las administraciones públicas implicadas en turismo, patrimonio, medio ambiente, fomento a que se pongan en contacto con esta pequeña administración local y nos ofrezcan no solo a los habitantes del pueblo, sino que a todos sus visitantes, una solución viable a los tiempos en los que estamos y haciendo vista al futuro al cual tiene que afrontar este pequeño pueblo, un pueblo sin recursos y con muchos gastos el cual cuenta con un monumento declarado Bien de Interés Cultural al cual no se le puede cargar IBI y del cual no recibimos ningún tipo de ingreso para poderle ofrecer los servicios que este demanda.